Ir a…

Siempre al margen de la noticia

Viernes, Julio 21, 2017

Informe Castle: El Punisher


Posiblemente no hay nada más gratificante para un coleccionista que terminar una colección, mucho más si además llevas completándola y buscando cómics de la misma varios años, por distintas tiendas y eventos, que en parte también se realizan para ellos.

Esta misma semana he completado una de las series más interesantes del Punisher, la serie MAX y por ello creo que es buen momento para contaros algo sobre él.

Que el Punisher está de moda es evidente.  Mucha gente se ha conocido a Frank Castle por la segunda temporada de Daredevil en Netflix, en la que podíamos ver la presentación y nacimiento del vigilante con la calavera en el pecho.

Si bien el Punisher no es un personaje desconocido al público en general, la presentación en Daredevil no se ajusta al “canon” reflejado en los tebeos, lo cual por otra parte es normal y compresible. Si tengo que alabar el esfuerzo  de Jon Bernthal por conocer del personaje leyendo tebeos, más concretamente los de la serie MAX, no muchos actores lo intentan.

Portada The Amazing Spiderman 129

¿Quién es el Punisher de los comics?

El Punisher apareció por primera vez en febrero de 1974, un año antes del fin de la Guerra de Vietnam. Estados Unidos ya se estaba retirando discretamente de la guerra, con la reducción del presupuesto militar. Un gran número de veteranos volvían rotos por fuera y por dentro. Además Nueva York, ciudad icono de Marvel, estaba siendo azotada por el crimen y hasta los años 90 no sería la ciudad que hoy conocemos. Este era el ambiente en el que el Punisher aparecería en el número 129 de “The Amazing Spiderman”.

Sus creadores, Gerry Conway y Ross Andru (escritor y dibujante de The Amazing Spiderman), necesitaban un antagonista para una de sus historias de Spiderman. En ella un justiciero conocido como el Punisher era engañado para dar muerte a nuestro trepamuros favorito. El personaje gusto y comenzó a aparecer en las distintas series de Spiderman y otras de Marvel un poco mas tarde.

Su éxito inicial y la posibilidad que el Punisher obtuviera título propio, obligo a darle un trasfondo: El exmarine Frank Castle ha vuelto a la vida civil tras tres reenganches de servicio en el Vietnam. El veterano es feliz con su mujer e hijos, disfruta de una tarde de picnic en Central Park cuando el fuego cruzado entre dos bandas mafiosas acaba con toda su familia. Roto por dentro comienza su guerra personal.

Portada iconica de War Journal

De personaje invitado a serie propia

Como podéis ver, el Punisher no parece personaje complejo. En el inicio se le ha definido como “un loco, un perturbado o un sociópata con una guerra personal contra el crimen”. Estos fueron los comentarios iniciales que se le aplicaban para definir el personaje. Aun con todo el Punisher gozaba de cierta simpatía del público. Fueron los sucesivos autores que se han encargado los que le añadieron capas al personaje, alcanzado su culmen, a mi parecer, con Garth Ennis, ya llegaremos a él.

Si bien Marvel recelaba de comenzar una serie regular sobre un personaje que mataba a sangre fría, el crecimiento del crimen en EEUU de los años 80, dio a Marvel la oportunidad de probar otra línea editorial, entre los que destacarían Punisher y The´Nam (una visión de la Guerra del Vietnam, muy recomendable y que ya os comentare)

Esta es la esta situación, en 1986, en la que se publica la primera miniserie de cuatro números de Punisher y que se ampliaría un número más, dado el éxito que cosecho. Fue este éxito el que animó a promocionar activamente una serie regular y con el tiempo la aparición de dos series más: War Zone y War Journals, un diario de guerra al uso de algunos veteranos del Vietnam, donde Frank volcaba sus pensamientos. Su popularidad creció tanto que llegaron hasta publicarse tiras cómicas o revistas con su nombre.

La caída del Punisher.

No entender al personaje y salirse de los parámetros que le dieron el éxito  dieron varios años de malas ventas y en 1995 se cancelan casi simultáneamente las 3 colecciones de Punisher.

En un intento de relanzar el personaje le enfrentan a la Patrulla X, los Vengadores o Nick Furia, pero no sirvieron para reflotar la serie. Lo que ni Kingpin o la mafia de Nueva York consiguieron Marvel lo consiguió. Frank Castle estaba enterrado en el cajón más profundo de la Casa de Ideas.

Ahora sí, Garth Ennis y lo que vino después.

Tendría que dedicar todo un report para comentaros bien quien es Garth Ennis y porque es tan importante en la escena del comic internacional… y quizás lo haga.

En el 2000 Garth Ennis lanza dentro de la colección de Marvel Kights una miniserie de 12 números del Punisher, con gran éxito. En España se publicaría en un tomo BoM (Best of Marvel) llamado “No caigas en Nueva York”, contendría los números 1-6 USA de “Marvel Knights Punisher vol. 3” realizada por Garth Ennis y Steve Dillon, creadores de El Predicador. Hoy toda esta etapa se puede encontrar en Marvel Knights: Punisher de Panini

Este éxito dio vía libre a Garth Ennis para crea el volumen 4 del Punisher. La serie Punisher MAX, que actualmente la está reeditando Panini en tapa dura y que os recomiendo.

La capacidad de narrativa de Ennis para cambiar del drama al humor negro, estableció un carácter distinto al simplista del loco, perturbado o sociópata, inicial. El personaje del Punisher había adquirido una identidad propia, la cual es reconocible por el lector más novato. Aunque el origen primordial es el mismo, Frank Castle se nos muestra con un veterano enamorado de la guerra que solo necesita un empujón para comenzar su guerra personal, ver Origen; o un niño silencioso, que cuando lastiman a su amiga y que cree que lo único que puede hacer es “encargarse del problema”, ver El Tigre.

Desde el principio, de esta serie, se rompe con todo el universo Marvel canon. En este “nuevo” universo del Punisher, los superhéroes no tienen cabida y corta con el de manera muy visual en el primer número, ver El Comienzo. Las historias del Punisher no siempre se muestran desde su punto de vista, sino desde el del criminal, de modo que hace buena la frase “las mejores historias del Punisher, no son del Punisher”, ver Las Viudas. Incluso se han introducido eventos de la época en la que se narran las historias, consiguiendo una cercanía con el lector adulto, ver Barracuda. Para acabar la serie tiene su propio misticismo, ya que la tirada del número 4, Arriba es abajo, blanco es negro, parece que fue muy corta y es un cómic difícil de encontrar.

Frakencastle fue una de esas bizarradas de Marvel

El éxito de Ennis permitió que el Punisher volviera a tener su serie regular dentro de la linea temporal Marvel oficial, con una calidad menor respeto a la de su línea MAX y mas centrada en el mundo heroico que rodeaba. Personalmente creo que Frank Castle no encaja bien en el universo Marvel oficial y destaca en su propio universo sin metahumanos.

Tras varios números, que en España se recogerían en unos 10 tomos y varios especiales, Ennis abandona la colección, pero el rumbo ya estaba marcado y los siguiente guionistas seguían respetando el universo creado en la linea MAX y si merece la pena su lectura, por ejemplo Las Fuerzas de la Naturaleza. La linea Max se encuentra ya en un segundo volumen que aún no he podido leer y no por falta de ganas. Fue esta linea MAX en la que se Jon Bernthal baso su Punisher.

El Punisher de cine y televisión.

Comenzaba alabando a Jon Bernthal por su trabajo, lo cierto que no es la primera vez que se intenta adaptar a la pantalla, con mayor o menor éxito. Lo cierto es que el origen del Punisher de Netflix es mejorable, entiendo que es necesario adaptar y explicar el origen de este  Punisher, pero me parece una historia muy rebuscada para el origen del Punisher, cuando lo mejor de ella es su simpleza.

Las películas en general, si bien no son malas, pecan de no acercarse al personaje, podrían ser del Punisher como de cualquier otro vigilante:

En 1989 Dolph Lundgren, interpreto una versión “dulce” en la película El Castigador, en la que se tiene que debe rescatar a los hijos de los principales jefes mafiosos de Nueva York de la Yakuza.

Thomas Jane lo intento en 2004 en una versión muy libre del origen del vigilante en la película The Punisher, no tiraron de imaginación, que prometía mas de lo que daba. Aún así nos guardaba una sorpresa final.

El primer gran acercamiento, en mi modesta opinión, lo haría Ray Stevenson (Volgstad en Thor o Tito Pullo en la serie Roma), en Punisher: War Zone, en la que vemos el origen de uno de sus enemigos más clásico, Puzzle. No llego a salir en cines en España, ninguna distribuidora se atrevió a hacerlo dada su gran cantidad de violencia, pero en la que sí es la que mas se al universo de Frank Castle.

Por último la mejor imagen de Punisher la dio Thomas Jane, esta vez en el corto fanmade Dirty Laundry, que servia de cierre a la película The Punisher,  que podría haber tenido más recorrido si se hubiera parecido mas al corto que os dejamos a continuación.

kdelamo

Ingeniero Informático. Leyendo cómics desde pequeño. Consejero friky.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

About kdelamo

Ingeniero Informático. Leyendo cómics desde pequeño. Consejero friky.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies