Ir a…

Siempre al margen de la noticia

Jueves, Diciembre 14, 2017

¡Deje su cartera donde pueda verla!

Star Wars Battlefront II: Revenge of the Micropays


El pasado 17 de noviembre de 2017 salió a la venta en todo el mundo Star Wars: Battlefront II, el juego de acción del universo Star Wars desarrollado por DICE y distribuido por Electronic Arts. Ese día tenía todas las papeletas para ser uno de los señalados en el calendario de todo fan de la longeva saga galáctica. Nada podía enturbiar lo que, a todas luces, iba a ser un éxito rotundo para la industria de los videojuegos.

¿Nada he dicho? Me he precipitado, debería haber dicho “casi nada”, puesto que ha habido algo que nos ha aguado la fiesta a base de bien: el pecado capital de la codicia (y no me estoy refiriendo a Ban).

Y es que los usuarios que participamos en la beta abierta del pasado octubre ya empezamos a olernos el pastel: la alargada sombra del ‘pay-to-win‘, que tantos otros juegos nos ha fastidiado, se cernía sobre él. Si no estás muy familiarizado con esto, es muy sencillo: si pagas más dinero puedes conseguir ventajas sobre el resto de jugadores y así te será más fácil ganar.

¿Quién no iba a fiarse si la beta te la presentaba el bueno de FN-2187?

Las microtransacciones, ese mal endémico de esta industria, se ha vuelto a imponer en un juego triple A. No es la primera vez, no es la más descarada de todas, pero sí que ha sido la que ha agotado la paciencia de una comunidad gamer que ha aguantado lo indecible.

Como decía, este truculento culebrón comenzó tras las beta abierta. Durante la misma pudimos comprobar que, para conseguir mejoras de armas y armadura, poses, etc., era necesario pasar por un sistema de cajas de botín que contenían ítems de manera aleatoria. Lo que viene siendo unas tragaperras videojueguil. El sistema era tan evidente que te invitaba directamente a comprar estas cajas.

Una caja de botín recién salida del Infierno horno

Saltó la alarma y EA reaccionó diciendo que no habría problema, que no nos preocupáramos que en le lanzamiento todo estaría arreglado y equilibrado. Dudamos, pero le dimos el beneficio de la duda. Craso error. A través del EA Access, el servicio de pago de Electronic Arts por el cual obtienes ventajas como jugar unos días antes del lanzamiento de un juego, algunos usuarios se dieron cuenta que, para conseguir personajes tan icónicos como Darth Vader y Luke Skywalker, había que jugar, por cada uno, la friolera de ¡40 horas!

Y la bola de mierda empezó a rodar hacia DICE y EA. Un usuario de la web Reddit se quejó de que por el precio de 80$ le saliese bloqueado Darh Vader desde el principio, a lo que el community manager de EA contestó con el mediocre argumento de que era para generar un sentimiento de orgullo y logro al conseguir estos héroes. En poco tiempo consiguió el dudoso honor de ser el comentario con mayor número de votos negativos de la historia de Reddit: ¡y lleva ya más de 670,000 votos en contra!

40 horas jugando para conseguir a Luke Skywalker y que luego te venga vestido de emo… 🤦

La situación se descontroló e incluso algunos responsables del juego empezaron a recibir amenazas de muerte. Una reacción desmesurada con la que no comulgamos y que no tiene justificación (¡Maldita sea, que estamos hablando de desarrolladores de videojuegos, no de banqueros!).

Para calmar las aguas, EA lanzó un comunicado en el que afirmaba que se había reducido en un 75% el coste de conseguir esos legendarios héroes. EA había escuchado a la comunidad y había decidido hacerle caso. Todo era felicidad otra vez.

Pero la felicidad duró poco tiempo. Unos avezados jugadores se percataron que… ¡las recompensas también habían descendido! En concreto, los puntos obtenidos por completar la campaña de un sólo jugador habían sido reducidos en un 75% también. Con esta nueva tomadura de pelo por parte de EA la comunidad no aguantó más y decidió darle la espalda a la compañía. Así comenzó un aluvión de devoluciones del juego.

«Hija mía, te he hecho venir para comunicarte que el pervertido de rojo que nos observa viene de parte de EA y dice que te van a bajar el sueldo…»

Misteriosamente, en ese momento desapareció la opción de reembolso en la web de atención al cliente de Electronic Arts. Qué casualidad, ¿no? Afortunadamente la comunidad gamer encontró la manera de saltarse estas restricciones mediante la web de atención al cliente y las devoluciones siguieron su curso.

A dos días del lanzamiento mundial del juego, unos trabajadores de la desarrolladora del juego, DICE, decidieron participar en un Ask Me Anything, una especie de mesa redonda donde los usuarios podían hacer cualquier pregunta. El resultado fue una serie de vaguedades y faltas de precisión que no convenció a nadie.

Finalmente, abandonada toda esperanza, horas antes del lanzamiento apareció Gandalf el Blanco… EA decidió recular y desactivar, de manera momentánea, todo el sistema de micropagos dentro del juego. Todo esto justo después de una llamada de Bob Iger, CEO de Disney (propietaria actual de la franquicia Star Wars) a Andrew Wilson, CEO de Electronic Arts. ¿Coincidencia? Quién sabe, ya van dos en esta historia… Lo único que sabemos es que la medida es temporal y no se sabe cuándo volverán las microtransacciones a este juego.

¿Cuánto tiempo tardaremos en volver a tener esta ventana disponible en el juego? ¡Hagan sus apuestas! 💸

Y para que veáis la magnitud del asunto de los micropagos en juegos, esta semana Bélgica ha decidido que estas cajas de botín son una introducción a las apuestas y puede que en este país se prohíba la venta de juegos con este sistema para proteger, sobre todo, a los más pequeños.

Y antes de acabar quería comentaros una cosa: si el tema de los micropagos no os parece tan grave, os aconsejo que veais la entrevista a Jack Black en la que cuenta cómo su hijo se gastó 3.000 dólares en micropagos debido a las tácticas predatorias de este tipo de sistemas. Ahí es nada.

Y hasta aquí, queridos míos, este relato de sangre, sudor y blásters a precio de destructor estelar. ¿Terminará definitivamente este culebrón o tendremos que hacer una segunda parte? Sólo el tiempo lo dirá.

Followéame

Aarón Moreno

Soy el terror que aletea en la noche... ¡y voy a ser el mejor entrenador Pokémon! Pero de momento dejémoslo en ilustrador/documentalista/mercenario/stormtrooper y autor del webcómic Diox-Men.
Followéame

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

About Aarón Moreno

Soy el terror que aletea en la noche... ¡y voy a ser el mejor entrenador Pokémon! Pero de momento dejémoslo en ilustrador/documentalista/mercenario/stormtrooper y autor del webcómic Diox-Men.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies