Ir a…

Feed RSS Feed RSS Comentarios Ivoox iTunes Spotify Facebook Instagram Twitter YouTube

23/09/2020

[Reseña] Homeland, espionaje moderno


Homeland ha terminado. Homeland es una serie de Showtime que aquí hemos podido ver en el canal Fox y las temporadas anteriores se encuentran tanto en Amazon Prime Video como en Netflix. Esta serie comenzó a emitirse en 2011 y ha durado ocho temporadas, con Carrie Mathison (interpretada por Claire Danes) y Saúl Berenson (interpretado por Mandy Patinkin) como principales protagonistas. Sin duda es una serie que deja un legado tras esta última temporada.

Para analizar Homeland es necesario dividirla por temporadas ya que tiene muchos cambios de escenarios y de actores que han ido acompañando a nuestros dos protagonistas. Pero antes de comenzar dicho análisis vamos a hacer una visión general de la serie.

Homeland comenzó asombrando a público y crítica con su primera temporada, arrasando en premios y nominaciones, incluyendo 6 Emmys con dicha temporada. En temporadas posteriores siguió ganando premios y nominaciones aunque tras el bajón de una temporada en cuestión pasó a ser una serie de “seguidores”.

El argumento inicial se basa en un soldado de la Marina que regresa a casa tras ocho años secuestrado y encarcelado en Irak. Al regresar a EEUU es condecorado, pero una joven e impulsiva agente de la CIA sospecha que se ha pasado al bando enemigo durante su cautiverio y, por lo tanto, planea algo contra su país.

El argumento inicial de Homeland está inspirado en la serie israelí Prisiones of War.

Imagen de la serie Homeland, con Carrie y Brody

Carrie y Brody ¿qué mirarán?

Temporadas 1-3, comienzos

Como mencioné anteriormente, el sargento de la Marina, Nicholas Brody, regresa a casa tras su cautiverio en Irak. La joven agente Carrie Mathison recibe un soplo de que un soldado estadounidense se ha pasado al bando contrario y que el rescate habría sido una farsa. Brody no debería ser un héroe sino un traidor, pero Carrie no puede basarse en un simple soplo y tiene que investigar a fondo, recopilar pruebas y, entretanto, luchar contra su trastorno bipolar, que hará que sea juzgada por ello.

La primera temporada transcurre “en casa”, en los Estados Unidos, conocemos a los personajes y sus familias. Entendemos sus motivaciones, formas de trabajo, posición, etc. La tensión constante pasará a ser una seña de identidad durante todas las temporadas posteriores. La duda sobre Carrie, sobre el apoyo constante de Saúl y cómo cree en sus impulsos también se tornarán constantes.

En las siguientes temporadas, y por no spoilear en exceso, Carrie acabará huyendo o trabajando como agente fuera de los Estados Unidos, comienza un largo periplo donde ejercerá varias funciones. Esta trama inicial, magistralmente tratada en la primera temporada comprende las tres primeras temporadas, terminando en la tercera donde mucha gente se cansó, o comprendió que ya acababa todo y no tenía sentido seguir, pero sí lo tenía, y mucho.

Imagen promocional de Homeland con algunos de sus protagonistas

Welcome to Islamabad

Temporada 4, el reinicio

Homeland se tenía que reinventar, la audiencia iba cayendo y se estaba volviendo un poco presa de su propio éxito, los seguidores de las series de Showtime nos veíamos con una gran serie alargada y con un final mediocre como ya les sucediera con otras series como Dexter. Así la cuarta temporada volvió a situar a la serie en los tops con energías renovadas y un nuevo enfoque ya que, nuestra querida protagonista se trasladaba a la acción misma, a Islamabad y los juegos políticos, las tramas de espionaje, la tensión se hicieron notar y resultó en una temporada espectacular.

En esta temporada se podría caer en el patriotismo barato de las producciones norteamericanas pero Homeland no lo hace, huye de ello y nos muestra como se las gastan los norteamericanos con sus drones, como se equivocan, su doble moral… aunque tampoco deja impune al bando contrario, metiéndose en jardines políticos y recibiendo críticas por ello.

Sin duda esta temporada es una clase magistral de qué hacer con una serie cuando no sabes qué hacer con ella.

Temporada 5, regreso a casa

La quinta temporada sólo tenía que mantener el nivel de la anterior pero lejos de seguir con esa misma idea decidió enfrentarse a un reto: el de regresar a casa, regresar a USA, regresar a New York. Si durante las temporadas anteriores (exceptuando la primera) la acción se trasladaba por el mundo para intentar evitar o adivinar los atentados fuera de casa, en ésta algo se iba a tramar en la tierra de la CIA. Volvía la conspiranoia y la crítica, sin duda iba a ser una temporada que se iba a mirar con lupa y daría que hablar.

Con Carrie retirada y trabajando en una fundación de ayuda legal a colectivos minoritarios, nuestra agente se encuentra en una trama institucional paralela a la elección de una presidenta del país (cuando se creía que saldría Hillary Clinton…) y con las operaciones de la CIA bajo sospecha, todo ello por un chico musulmán que acudió a su fundación.

Al final, más allá de centrarse en el terrorismo, deja una gran crítica al sistema político e institucional, cómo organizaciones como la CIA infunden una cultura del miedo para influir en la sociedad, en las elecciones y en lo que haga falta. Nada está limpio. En este punto hay un episodio que nos impactará, a nosotros y a los propios protagonistas, algo que no se suele ver en cine o en televisión.

Imagen de la serie Homeland con Carrie y el ruso

Llegan los rusos y.. Carrie ¿morena? Maestra del espionaje

Temporadas 6, 7 y 8, catapulta final

Las tres últimas temporadas de Homeland son un motivo para creer en que cualquier serie se puede reinventar y acabar por todo lo alto. Durante estas tres temporadas siempre pasaba lo mismo, antes del estreno se pensaba “buah, esta temporada será un desastre“, durante la temporada “pues está muy bien” y al finalizar “¿cómo lo hacen? será difícil superar esto en la siguiente temporada…“. Pero seguían superándose hasta conseguir uno de los mejores finales de series de todos los tiempos.

Durante estas temporadas tenemos muchas localizaciones, al principio seguimos en casa para continuar con la conspiranoia y la trama de los mecanismos del gobierno, de la opacidad de los procesos, de los bots de las redes sociales. Las “caras escondidas” y la traición de los que creemos que están en el bien y los engañados, las duras despedidas y el revivir de Carrie (otra vez más). Sin olvidarnos de Saúl, que siempre, durante todas las temporadas está presente, confiando en Carrie aunque muchas veces dude de ella, pasando de una prisión federal al ala Oeste de la Casa Blanca.

Para terminar, la temporada final de Homeland es un cúmulo de emociones, la tristeza por terminar una gran serie y despedir a unos grandes personajes, el temor a que sea una temporada floja, el ansia por la llegada del siguiente capítulo… Pero Showtime y los creadores de Homeland nos volvieron a sorprender y nos regalaron un final como sólo podía ser dicho final, cualquier otro hubiera sido menos acertado. La acción se vuelve a centrar en Oriente Medio con los rusos de por medio, con Carrie vigilada por sospechas de ser un agente doble, con Saúl siendo desplazado y con los demás secundarios rindiendo a un gran nivel.

Imagen de la serie Homelan con Saul frente a Carrie

Saul y Carrie, una relación complicada

Conclusión

En definitiva, si no has visto Homeland ya estás tardando. Sí quizá la segunda y tercera temporadas naufraguen un poco pero siempre tienen algo destacable, también es cierto que tiene el mal de la serie de “no si en la cuarta temporada mejora” pero es que esta sí que lo hace. No obstante la primera temporada seguro que te flipa y es un must en cuanto a series de espionaje, de tramas políticas y conspiranoias, de terrorismo internacional, de actuaciones magistrales…

En resumen ¡Que tienes que verla!

 

CHeMiCaL, el Cavernícola
Sígueme

Por favor, valora el artículo

Etiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad es importante para nosotros.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio) .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios El Cornetín de Gondor.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.