Ir a...
Siempre al margen de la noticia

Siempre al margen de la noticia

  FreakWars Madrid 2019

miércoles, septiembre 18, 2019

[Reseña] Kero. Que no me entere yo que ese barril de Brent no tiene dueño


En un futuro muy muy lejano, bueno, seguramente no tan lejano, la civilización lucha por la supervivencia y por los recursos indispensables para vivir. Unos luchan contra otros por alzarse entre los escombros y la ceniza de lo que queda de la humanidad. Todo el mundo necesita un producto de forma desesperada para ver un día más la luz del sol. Ese líquido tan codiciado, el que alza o destruye civilizaciones enteras. El que el humano se ha hecho a él tanto que no se entiende el uno sin el otro. Sí, ya sabéis de lo que hablo, el líquido que da la vida. El que en verano hace falta más que nunca. Hablamos de… la GASOLINA.


Sí, hoy hablamos de la gasolina, y más concretamente del juego de mesa Kero. Por fin un juego que nos representa, con el que nos sentimos identificados. Como se ha mencionado, en este juego nos vamos a encontrar en un futuro distópico donde la humanidad se ha reducido a unas pocas bandas de locos que buscan rapiñar y controlar las pocas zonas habitables que quedan en la Tierra. Vamos a tener el control de una de estas bandas y nuestro objetivo va a ser obtener el mayor territorio posible a costa de nuestro rival. Exacto, hablo en singular, ya que este juego es sólo para dos personas. Un uno vs uno de toda la vida.

Y nuestro querido tablero. Con todo ese territorio apra conquistar.

Para conseguir este objetivo, deberemos proveernos de todo tipo de materias primas. Cereales, ladrillos, algo de industria… y por supuesto, gasolina. Con esto podremos enviar a explorar a nuestros guerreros y conquistar las zonas que queremos. ¿Pero por qué es tan importante la gasolina? ¿Es que ahora en vez de agua bebemos crudo? ¿Es un nuevo dios al que debemos adorar? La respuesta es.. sí. Bueno, más o menos. Es el gasoil lo que vamos a utilizar para obtener nuestros preciados recursos, y además será la moneda de cambio. Y aquí es donde entra lo realmente interesante y excéntrico del Kero. El camión cisterna.

No puedo dejar de lado referenciar a Mad Max para este juego. Mientras que en la película vamos a encontrarnos con un camión cisterna de agua, aqui lo tendremos de gasolina. Y con él, podremos “recorrer” el vasto territorio que tenemos delante. Nuestro camión es nuestra referencia del tiempo que tenemos para encontrar lo que buscamos. Literalmente es un reloj de arena, y la gracia está en algo tan simple como esto. En nuestro turno, deberemos rellenar el camión si es posible, buscar los recursos mientras se va vaciando delante de nuestros ojos, y conformarnos con lo que encontremos antes de que se acabe nuestra preciada gasolina. Fácil de entender y difícil de manejar.

TIramos los dados y nos preparamos para gastar gasolina!

Kero es un brillante juego de gestión de recursos, gestión de tiempo, y gestión de nervios. Hay que mantener la calma en los momentos clave y no dejarse llevar por el miedo a quedarse sin gasolina, ni intentar obtener los recursos perfectos. No se puede perder de vista nunca el objetivo de la partida, y la mecánica que ofrece Kero tiende a ello.

No puedo terminar esta reseña sin comentar el excelente trabajo que ha hecho la edición que llega por parte de Asmodee. El tablero y las fichas no es algo destacable. Aunque las ilustraciones están muy bien logradas representando ese mundo postapocalíptico que tanto nos imaginamos la mayoría. Lo que es un verdadero acierto, y le da todo el peso a Kero, son los camiones de gasolina. No puedo mas que elogiar la forma y el material de cómo están fabricados. Unos relojes de arena que te indican cuánto llevas gastado, pero nunca cuánta gasolina te queda en el depósito. El único pero que se le puede sacar es que en la edición con la que hemos jugado, los tiempos de los dos camiones no eran exactos. Uno tenía alrededor de 4 o 5 segundos más. Pero igualmente no afectó para nada a la experiencia de juego.

Siempre teniendo en cuenta que es un juego para dos jugadores, y que tiene de base una gestión básica de recursos, tres cornetos y medio no se los quita nadie. Logra una inmersión de realidad donde hay una falta de recursos abrumadora, y el tiempo siempre corre en tu contra. Recomendado sin duda para echar unas risas.

Ofcastle

SI algo nos puede enseñar la historia, es que todo se puede solucionar con una buena partida a un juego de tablero. Lo que no significa que el final tenga que ser bueno. ¡Eso nunca!
Ofcastle

Por favor, valora el artículo

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Miguel Ciordia +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Tu privacidad es importante para nosotros.

About Ofcastle

SI algo nos puede enseñar la historia, es que todo se puede solucionar con una buena partida a un juego de tablero. Lo que no significa que el final tenga que ser bueno. ¡Eso nunca!

A %d blogueros les gusta esto: