Ir a…

17/06/2021

[Crítica] Vinland Saga (Anime)


Vinland Saga, anime producido por la compañía de Wit Studio (encargado de otros animes como Shingeki no Kyojin), está basado en el manga de Makoto Yukimura, y lo primero que debéis saber de entrada es que es una maldita maravilla.

Vinland Saga se encuentra ambientada en tiempos de los Vikingos allá por la alta edad media, los cuales tenían como mayor pasatiempo el aterrorizar a todos sus vecinos de Europa, especialmente los de una isla llamada Gran Bretaña. Nuestro protagonista es un joven guerrero islandés, Thorfinn, quien en su infancia soñaba con visitar Vinland, una tierra de leyenda de la que le habló un explorador vikingo de quien se dice fue uno de los primeros europeos en llegar a América.

Thorfinn vive junto a su familia, en la que se encuentra Thors, un hombre con un poder inimaginable, que sin embargo descubre el verdadero significado de lo que es ser un guerrero cuando se aleja del campo de batalla. En resumen, una existencia sencilla pero no exenta de dificultades.

Con este contexto arranca Vinland. Un niño normal en una familia vikinga. Una buena base para hacer una gran historia. Thorfinn se adentrará en las guerras vikingas y luchará contra todo tipo de oponentes. No se puede contar mucho, ya que esta crítica no quiere hacer spoilers.

Con la promesa de un guión e historia espectacular, sólo faltaba que el estudio encargado hiciera un buen trabajo. Por suerte para Wit Studio, esta tarea no le ha resultado muy difícil, pues, aunque la calidad del anime no ha sido superlativa, su calidad media es bastante decente, siendo bastante notable en las peleas importantes y en todas las batallas generales.

Vinland es una oda a la vida vikinga. Un anime que empieza siendo un documental del canal de historia sobre vikingos, que sigue como una series de aventuras al más estilo shonen, y termina (al menos la primera temporada del anime) como un juego de poderes al más estilo juego de tronos.

No hay duda de que lo más original que se plantea en “Vinland Saga” es la ambientación , pues encontramos muy pocos animes que se sitúan este periodo histórico del medievo (hay algunos, un ejemplo podría ser “Berserk”) de la forma en la que lo hace Vinland, pues emplea acontecimientos y lugares que aportan una importantísima coherencia. De esta forma, que no suele tener cabida en las producciones de animación japonesas, se consigue realizar un anime seinen de una calidad excelente sin perder en el camino expectativas o interés en la historia que se desarrolla.

El escaso uso del 3D para representar las batallas y muchos efectos especiales que cuentan con un gran número de personajes deja como resultado una calidad aún mayor de lo esperado, pues aquí es donde la calidad de la animación y dibujo más sale a relucir y esta, tanto a nivel de dibujo como a nivel productivo, gana mucho galardones. Con respecto a su BSO, esta sí ha pecado de topicos en el mundo japonés, pues es el apartado que veo más distanciado de la idea y el tono general, ya que echo en falta los sonidos e instrumentos típicos de la edad media y vikinga, siendo extrañamente la música actual y hasta japonesa un protagonista inesperado en este anime. Pese a esto, toda la música se disfruta a lo largo de todos los capítulos y, sobre todo en el segundo opening, esta gana un protagonismo que se echaba en falta dándonos algo de lo que esperábamos en un primer momento.

Con respecto a la trama, al final de su primera temporada, seguramente nos deje con ganas de saber como seguirán progresando los personajes. Este es uno de los fuertes de “Vinland Saga”, el diseño de personajes. La personalidad de los mismos muta según su contexto y experiencias a las que se enfrentan, evolucionando a lo largo de los capítulos y haciéndose cada vez más carismáticos, llegando a conquistarnos poco a poco y queriendo más de todos ellos, incluso de los secundarios o los de los que están de paso.

Thorfin y Canuto , protagonistas, son las dos caras de la misma moneda, cuando la confianza de uno aumenta vemos como el otro sufre una depresión en este aspecto, esto los irá situando paulatinamente como eje central.

Tampoco el anime muestra un antagonista claro, pues la moralidad de los personajes es ciertamente inexistente y cada uno emplea sus motivaciones para justificar sus acciones. Venos que todos los personajes son productos de la guerra, simplemente viven según las creencias que les han inculcado sus predecesores y su entorno. Todo converge en una idea. Quien sea capaz de escapar de estos sangrientos hábitos, será el guerrero definitivo. Al fin y al cabo no hay mayor guerrero que el que es capaz de enfrentarse a los desafíos de la vida sin necesitar de empuñar una espada.

En fin, que ya estáis tardando en eharle un vistazo a este anime. Si con esto he conseguido que lo hayáis descubierto estaré infinitamente satisfecho con ello.

Viva la vida vikinga!

Por favor, valora el artículo

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad es importante para nosotros.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio).
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  El Cornetín de Gondor.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad