Ir a...
Siempre al margen de la noticia

Siempre al margen de la noticia

  Feria internacional de juegos de mesa

viernes, noviembre 22, 2019

[Reseña] Mindhunter, la realidad superando a la ficción


¿De dónde viene nuestra fascinación por los asesinos en serie? Desde el placer, a la investigación criminal o simplemente una fascinación por el mal. Algunos llegan a identificarse con los asesinos.

¿Quizás Mindhunter nos ayude a conocer el origen de nuestra curiosidad?

Contexto histórico

El FBI (Bureau Federal de Investigaciones) es una agencia gubernamental norteamericana creada en 1909 para investigar casos de fraude y violaciones de las leyes de comercio. La jurisdicción de este grupo sería nacional y no circunscrita a los estados de la Unión.

Cubría, en parte, la falta una jurisdicción que permitía a los criminales cometer un crimen en un estado y refugiarse en otro. Fue especialmente eficaz contra el crimen organizado y contra la lucha contra la corrupción.

Esta misión varió con el tiempo, hasta llegar a los 10 puntos que actualmente persigue, marco dos por su relación con la serie:

  1. Proteger a los Estados Unidos de ataques terroristas.
  2. Proteger a los Estados Unidos de operaciones extranjeras de espionaje e inteligencia.
  3. Proteger a los Estados Unidos de ciberataques y crímenes de alta tecnología.
  4. Combatir la corrupción de los servicios públicos en todos los niveles.
  5. Proteger los derechos civiles.
  6. Combatir organizaciones y empresas de carácter criminal nacionales y transnacionales.
  7. Combatir el crimen de cuello blanco, estafas corporativas, fraudes financieros, robo de identidad, y otros similares.
  8. Combatir crímenes violentos de conmoción pública.
  9. Apoyar al Gobierno federal, estatal, local y organizaciones internacionales asociadas.
  10. Mejorar su tecnología para asegurar el éxito de sus actos

 

La serie

Mindhunters se estrenó en octubre de 2017, pero no fue hasta el 2019, con su segunda temporada y un “malo” identificable, cuando llamo la atención del público.

Basada en el libro Mindhunter: Cazador de mentes de John Douglas (Autor) y Mark Olshaker (Autor) nos cuenta como a mediados de los años 70 el FBI se enfrentaba a un nuevo tipo de criminal que no llegaba a entender. Asesinos violentos que actuaban sin motivación aparente y que atraían y alarmaban a los ciudadanos.

Mientras que contra el crimen organizado el FBI se mostraba disciplinado y eficaz, los asesinos en serie o múltiples, todavía sin definir, suponían un reto. Las escuchas, redadas, análisis contables, etc se mostraban ineficaces para atraparlos.

El negociador Holden Ford (basado en John E. Douglas) y el agente de campo Bill Trench (basado en Robert K. Ressler) se alían con para afrontar la situación desde otro punto de vista: la creación de perfiles psicológicos criminales que sirvan para entenderé a este nuevo tipo de asesino. Para ello entrevistan a los asesinos más peligrosos de las cárceles de EEUU, guiados por la psicóloga Wendy Carr (basada en la Dra. Ann Wolbert Burgess).

Este proceso choca con la cúpula del FBI, que no ve con buenos ojos como estas entrevistas. Pero los resultados les dan la razón, aunque ello pueda costarles su carrera y vida personal

La primera temporada, más centrada más en el método que en el crimen, cuenta el origen  de la Unidad de Ciencias del Comportamiento y como estas primeras entrevistas dieron forma a una metodología. La falta de “un malo” identificable jugo en su contra y el público que esperaba un nuevo versión de Seven o Zodiac, creando una sensación de faltar un final que cierre la temporada.

La segunda temporada arranca con el mismo estilo que la primera, centrándose en un caso. De esta manera, los “Asesinatos de Atlanta”, sirve hilo conductor y vemos la aplicación de este método creado para afrontar a los asesinos en serie y como el caso afecta a los personajes y a los ciudadanos de Atlanta.

Opinión

David Fincher, productor de la serie y director de varios capítulos, plantea una serie lejos de las procedimentales al CSI o Mentes Criminales.

David Simmons comentaba como la investigación criminal está muy alejada del glamour que el cine y la televisión. Los agentes o la policía debían lidiar con escasez de medios, meteduras de pata entre departamentos, politiqueo interno y la presión mediática.

¿Por qué digo esto? Porque Mindhunter no va de criminales, sino como se resuelven crímenes. El placer vicario por el morbo del crimen, queda desplazado pero el interés del proceso de resolución. Se hace realmente palpable en los cara a cara que los agentes tienen con los presos y criminales.

Mindhunter, es una serie que requiere toda tu atención y su ritmo lento hace que las expectativas creadas tarden en llegar. Muy recomendable si te The Wire o The Shield, pero nada que ver con series procedimentales.

Nota: Las fotos de los protagonistas son originales de este interesante artículo de Mens Health donde se habla de los agentes reales y los asesinos de la serie.

Por favor, valora el artículo

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Miguel Ciordia +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Tu privacidad es importante para nosotros.

About kdelamo

Ingeniero Informático. Leyendo cómics desde pequeño. Consejero friky.

A %d blogueros les gusta esto: