[Reseña] Into the breach, Mechs contra bichos Sin valoraciones aún

Into the Breach es un videojuego de la empresa Subset Games, y con esto ya podemos decir que estamos ante un gran juego, original y pulido, ya que este estudio realizó un aclamado videojuego como fue Faster than light. Into the Breach es un videojuego de estrategia por turnos, o «tactics», futurista en el que manejamos 3 mechs de diferentes tipos a lo largo de varias misiones, el objetivo es liberar de las amenzas alienígenas que acechan a 4 islas y acabar con el villano final.

Como decimos Into the breach es un juego de estrategia por turnos pero los turnos en este juego son diferenciados, primero actúa el enemigo y luego nosotros, no es como en otros juegos que se van intercalando las acciones según algún atributo. Este aspecto le hace parecerse a un ajedrez, un go o un stratego, juegos de mesa clásicos en los que primaba la estrategia y los movimientos exactos donde cualquier error podía ser crucial para decantar la partida. Eso mismo pasa en Into the breach como no hagas el movimiento o ataque que tienes que hacer puedes sufrir mucho las consecuencias ya que los bichos alienígenas no se andan con chorradas.

Para empezar tendremos una escuadra de tres mechs, cada uno con su tipo de movimiento y su ataque: uno es más de cuerpo a cuerpo y más potente, otro es para hacer daño de lejos y dispersar al rival y el último presta apoyo y desplaza enemigos. Por eso, en el tablero cuadriculado puede no hacer falta hacer daño a un enemigo, simplemente expulsarle del mapa o empujarle al agua para que muera, para que su ataque impacte a otro enemigo o choque con otro bicho y se hagan daño. Más adelante podremos obtener otras escuadras con otros mechs, casi siempre con las mismas propiedades aunque con ataques y formas de jugar diferentes, lo que le da bastante rejugabilidad.

Imagen del juego Into the breach
Se van a cagar todos esos bichos que se pusieron en mi línea de visión.

Los enemigos también van variando a lo largo de las islas y se van haciendo más poderosos y con formas de atacar diferentes a medida que avancemos, además habrá bichos de apoyo, de cuerpo a cuerpo, de distancia, incluso algunos que te inmovilizan. El objetivo de estos bichos no tiene porque ser eliminarte ya que siempre habrá unos edificios donde está la población y son los que nos van a suministrar la energía para poder seguir jugando, y que si tras eliminar unos cuantos edificios esa energía llega a cero habremos perdido, aunque aquí perder no es perder como veremos más adelante.

Por si esto fuera poco hay misiones en las que las inclemencias del tiempo u otros eventos afectan al mapa, por ejemplo una lluvia de misiles aliados que caerá en una zona concreta arrasando con todo lo que haya en dicha zona, incluso aliados. Dentro de las misiones hay de varios tipos, defensa de algún objetivo como central nuclear, un tren, tanques, etc… eliminar algún tipo de enemigo o edificación como presas, hacer que sobreviva un enemigo para investigarlo o terraformar algún territorio.

Las misiones las elegiremos nosotros de entre dos o tres disponibles en cada isla ya que cada una nos otorgará unos beneficios que nos vendrán mejor o peor o que, cuando hayamos jugado un poco, se nos den mejor o peor ese tipo de misiones. Cada misión cuenta con un número de turnos que son los que tenemos que sobrevivir, por lo que no hace falta eliminar a todos los rivales, de hecho es mejor centrarse en salvar los edificios u objetivos que en ir directamente a por los bichos. Como colofón y recompensa por salvar una isla, podremos obtener recompensas al terminar cada una de ellas y canjearlas por mejoras para nuestros mechs o nuevos pilotos con otras habilidades. Y en cualquier momento tras salvar las dos primeras islas podremos ir en busca del enemigo final, que vive en un volcán y es bastante complicado, pero hay diferentes logros por vencerlo tras salvar dos, tres o cuatro islas y servirán para desbloquear las diferentes escuadras.

Imagen del juego Into the breach
Una de las misiones contiene maremotos que nos podrán ayudar… o no.

No obstante si en algún momento se acaba la energía el juego termina pero eso no significa que dejemos de jugar ya que en ese momento elegimos a uno de los pilotos supervivientes para que viaje a otra línea temporal, se siente en otro mech y volver a empezar de cero, eso sí, podremos elegir en qué isla empezar a medida que las vayamos desbloqueando. Y ya que estamos cada isla es diferente y con diferentes propiedades, por ejemplo tenemos una isla con más agua, helada o con desierto.

En definitiva Into the breach es un juego adictivo, siempre decía que «esta partida va a ser la última» pero el pique hacía que continuara jugando para terminar esa isla o sobrevivir al monstruo final. Es original y parece infinito por sus múltiples mejoras, diferentes mechs, ataques, logros… los mapas aleatorios o los diferentes pilotos. Como contrapunto lo poco negativo del juego es que puede llegar a ser repetitivo cuando ya sabes cómo jugar contra los bichos con una escuadra así como cuando alguna situación se torna indefendible. Nosotros lo hemos probado en PC pero también está en Nintendo Switch.

Imagen del juego into the breach
Y para terminar volvamos a nuestro hangar.
CHeMiCaL, el Cavernícola
Sígueme
Últimas entradas de CHeMiCaL, el Cavernícola (ver todo)

Por favor, valora el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tu privacidad es importante para nosotros.

Ver más

  • Responsable: Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a El Cornetín de Gondor que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.