[Opinión] Avatar (live action) Sin valoraciones aún

Pues… Netflix lo ha vuelto a conseguir y, pese a todos los peros, tenemos otra buena adaptación de una serie animada. Avatar sigue la estela del triunfo de One Piece, aunque algunas decisiones han sido muy discutibles.

Esta entrada tiene destripes y supone que has visto o la serie original o su adaptación. Cuando hablamos de la animación original, tenemos en cuenta sólo el Libro Uno: Agua.

Decisiones, decisiones

Como nos olimos en el tráiler, Avatar ha llegado con un formato algo “más adulto”. El humor de la serie original, basado en el sarcasmo de Sokka y en la candidez/niñez de Aang, queda reducido a unas pocas intervenciones de nuestro guerrero ingeniero favorito. Ese tono, algo más oscuro, elimina parte de la evolución de los personajes, sobre todo de Aang dónde perdemos algo de esa sensación de “tener que madurar a ostias” que nos dejaba la animación.

La serie se atropella en algunas explicaciones, sobre todo en el primer capítulo, y queda poco entendible, de inicio, para alguien externo. Esas personas tendrán que conectar con la historia algo más tarde, cuándo desaparezca gran parte del (necesario) infodumping y nos centremos en la evolución de los personajes. En ese sentido, aparte de los momentos de humor, perdemos algunas cosas más: la más destacable… la decisión sobre eliminar el machismo inicial de Sokka. Entremos en el tema.

¿Era machista Avatar por presentar, de inicio, a Sokka como alguien machista? No. Siguiente pregunta. La evolución de Sokka se basa en entender, muy rápidamente, que cualquier mujer puede desempeñar el papel de guerrera. Aquí entra también la responsabilidad, transmitida por su padre. Sokka sólo puede ser guerrero, eso es lo que le han pedido y en eso se centra. En ese sentido esta serie hace algo brillante, que no está tan claro en el original, recalcar que Sokka puede ser otras cosas (dejando más claro su lado inventivo y que puede ser ingeniero). Pero nos hemos desviado. Este, podríamos decir, error de eliminar parte de la evolución de Sokka queda totalmente cubierto por, para mi, una de las mejores elecciones: el empoderamiento de Katara. La hermana menor se aleja de su papel de madre, tan claro en el original, para centrarse en su papel de guerrera y, es más, de persona que aprende por ella misma (eliminando, incluso, la opción de ser enseñada por Pakku). Sólo me hubiese faltado ver cómo enseñaba a Aang.

Otros cambios en la serie son cosas que yo he firmado, como mover a Jet, El Mecanicista y Teo a Omashu para dar más cohesión a toda la historia. Claro que, hablando de Omashu, tenemos que tratar lo que ha sido para mi la única desgracia total en la serie: Bumi. Uno de los capítulos más memorables del anime se ha visto transformado y yo no he entendido la razón. Aunque, seguramente, sea por el barniz que han querido dar a la serie. El rey de Omashu deja en segundo plano sus enseñanzas a Aang (nada es lo que parece) y revienta en el primer segundo la revelación más importante: que es el único amigo vivo que queda del Avatar. Como dije, mi única queja total de toda la adaptación.

Otras observaciones son mucho más (aún) tiquismiquis. Por ejemplo, hablemos de la historia de la temporada. Todo se basa en intentar en viajar al Norte para evitar una profecía. Que, obviamente, es profecía autocumplida. Todo el entrenamiento del Avatar, aunque se nombra, se ignora. Es algo que no se entiende ya que, copiando el original, Aang podría iniciar su entrenamiento con Katara y finalizarlo con Pakku. Pero eso nos llevaría a analizar también el guion de la serie de animación, dónde también descubriríamos cosas raras. Y no quiero que se enfade el fandom.

¿Es Avatar una buena serie?

Sí.

El live action consigue trasladar muchas de las sensaciones, aunque no todas, de su contraparte original. El cast es muy bueno, pero personalmente a mi me ha faltado fuerza en Aang. Esto puede ser debido a lo que comentamos antes, Aang evoluciona muy poco, aunque si muestra parte de su fuerza como Avatar: separarse de historias anteriores.

Se agradecen unos efectos especiales generosos, impactantes y bajo la luz del sol. Así si. No todos los efectos son excepcionales, como se puede ver el algunas escenas con una sobre-exposición de contraste (el ejemplo más claro es la llegada de Azula a Omashu). Otros momentos, como por ejemplo toda la lucha en la Tribu del Agua del Norte, son una delicia en la que no se ha escatimado el gasto.

Pese a la gran información que la serie da al espectador, creo que algunas explicaciones no han acabado de cuajar. De todas maneras esta parte no es tanto mi opinión, es el punto de vista de alguien que no conoce el original. No queda suficientemente explicado el tema de los “controles”. Sí, la introducción ya lo indica, pero quizá hubiese hecho falta subrayar algo más el tema. De igual manera, el aspecto espiritual del Avatar y su faceta “política-diplomática” se plantan o aparecen por arte de magia, con poca explicación.

Aparte de eso los escenarios ha sido todos evocadores, hemos tenido guiños para los fans de la animación original (f en el chat por los piratas) y toda la historia ha tenido un sentido. La primera temporada del original tenían un poco el sentimiento de “aventuras sueltas” y la serie actual se esfuerza en unir todos los puntos y generar una aventura entretenida. Los malos son todo lo que necesitamos: Zuko e Iroh geniales y de Azula podemos esperar mucho, por lo que se ha visto.

Con todo esto dicho, Avatar tiene muchos momentos cumbres, que espero que acerquen a una nueva generación y presenten la serie al mainstream (Avatar, aunque sea muy conocida, no considero que sea algo popular). La presentación ha sido genial, las cosas que se han reordenado tienen sentido y las pocas quejas que puedo tener deben ser manías mías. O cosas que tendrán sentido más adelante. ¿Lo mejor? Si el trabajo sigue así, nos esperan cosas buenas ya que las siguientes temporadas sólo pueden mejorar.

 

Por favor, valora el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad es importante para nosotros.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a El Cornetín de Gondor que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.