Ir a…
Japan Weekend Madrid 2020

Feed RSS Feed RSS Comentarios Ivoox iTunes Spotify Facebook Instagram Twitter YouTube

18/02/2020

Todas la imágenes pertenecen a Asmodee

[Reseña] Abominación, el heredero de Frankenstein


Abominación, el heredero de Frankenstein es un eurogame competitivo publicado por Plaid Hat Games, distribuido por Asmodee y que nos sirve para profundizar en la importancia de trasfondo en los juegos de mesa y cómo influye para el éxito de un juego.

Os invito a visitar el París de 1819 y conocer a vuestro nuevo mecenas.

El trasfondo

Aunque en muchos videojuegos y juegos de rol la importancia del trasfondo es más que evidente, en los juegos de mesa pasa mas desapercibida, llegando a ignorarse en algunos casos. Pero, ¿por qué es tan importante y qué es exactamente el trasfondo?

La RAE define el trasfondo como: Aquello que está o parece estar más allá del fondo visible de una cosa o detrás de la apariencia o intención de una acción humana.” Un significado que no se ajusta adecuadamente cuando se aplica a un juego, aunque se percibe lo que buscamos. Creo que este significado se completa con su sinónimo en ingles Lore: “Knowledge and stories, usually traditional, about a subject” – “Conocimiento e historias, usualmente tradicionales sobre un tema

Así el trasfondo o lore de un juego es la forma en la que se narra la partida. Su objetivo es poner a los jugadores en situación, introducirles en el mundo que plantea y dotar de sentido sus decisiones, que terminarán por definir una historia concreta.

El trasfondo, además, sirve para dar nombre a cada uno de los componentes del juego, facilitando la explicación y comprensión de sus reglas. Esta “contextualización” trasforma los componentes de simples cartas o cubos a cadáveres o eventos y recursos como hueso, carne y sangre; y dota de sentido al tablero de juego, que no solo es París, es el París de 1819, 20 años después del final de Frankenstein.

¿Qué herramientas tiene un juego de mesa para definir un trasfondo? Los componente de un juego de mesa son mucho más limitados que los que ofrece un videojuego o un juego de rol. Es necesario esfuerzo por parte de los jugadores para adentrarse en el mundo propuesto por un tablero, unas cartas y unos meeples. Vemos todo esto en más detalle con Abominación, el heredero de Frankenstein, un juego que ha sabido aprovecharse del lore para distanciarse de juegos con la misma mecánica

La Abominación de París

Año 1819, París. La restauración borbónica esta en marcha después de que Napoleón fuera vencido. Las muertes y ejecuciones se suceden todos los días, proporcionando materia prima para científicos sin ningún principio ético y con una promesa hecha a La Criatura. Mientras, en otra parte de la ciudad, un capitán carga sus armas para cumplir una promesa hecha hace mucho a Victor Von Frankenstein.”

Éste es el trasfondo descrito en el manual del juego. Con unas simples líneas comenzamos a entender lo que vemos en el tablero de la ciudad de París y los laboratorios de los jugadores. Sus colores apagados, húmedos y grises nos sumergen en la atmósfera de horror del juego. Estamos a punto de dar vida a la carne muerta y un poderoso enemigo nos persigue.

Como juego, estamos ante un eurogame de colocación de trabajadores, que se distingue del resto justo por el trasfondo. En otros juegos los recursos serían materias primas, propiamente dicho: madera, piedra o minerales. Pero en Abominación hablamos de carne, hueso y sangre, que deben ser obtenidas, conservadas y tratadas, colocando a nuestros meeples en las calles de París y en el laboratorio.

La forma de conseguir estas materias primas se ajusta al trasfondo. No será lo mismo robar el cadáver de un condenado en la plaza de la Comuna de París, del cementerio o… de algún pobre desgraciado que se cruce con nosotros en algún callejón. Cada una de nuestras decisiones modificarán nuestra Humanidad, una medida de nuestros escrúpulos y ética durante el proceso de creación y que influirá en el resultado final del juego.

El juego posee una fase narrativa final, que representa los eventos que ocurren en París y los encuentros que tenemos con nuestro particular mecenas cada noche. En esta fase se termina de dar la pincelada final al ambiente de juego, presiona a los jugadores a seguir adelante, y los obliga a arriesgar más en cada jugada, antes de que el Capitán Walton termine su particular caza. Así se crea una narrativa en el juego.

¡Está vivo! ¡Vivo!

El juego destaca por su cuidada ambientación, que llevó a algunos a pensar que estábamos ante un juego competitivo de aventuras, con personajes individualizados, encuentros, búsquedas,… Abominación, el heredero de Frankenstein, es un juego estratégico, con gran cantidad de decisiones y planificación, que pondrá a prueba a los jugadores más sesudos y gustará a los amantes de la novela de Mary Shelly..

Su único punto negativo (y por buscar alguno) es que si todos los componentes son de gran calidad, no se entiende que los tableros de “Laboratorio” sean de cartón blando, del que sobresale el pin de las ruletas y que hace que no apoye bien en la mesa. Pero esto, para mi, es un detalle menor.

Por favor, valora el artículo

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad es importante para nosotros.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio) .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios El Cornetín de Gondor.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.