Ir a…
Siempre al margen de la noticia

Siempre al margen de la noticia

jueves, agosto 16, 2018

[Reseña] Breaking Bad, el juego de mesa


Breaking bad es un juego de cartas de Antoine Morfan y Thomas Rofidal que nos llega de la mano de Edge Entertainment para un número de entre tres y ocho jugadores, en él tendremos que elegir una de las facciones y sus personajes de la mítica serie y enfrentarnos durante una hora (aprox.) para ser el único que quede en pie o ser el que más cielo azul venda, o en el caso de la DEA acabar con el tráfico de la droga.

El juego

Lo primero que hay que decir es que es un juego temático, si has visto la serie, conoces las facciones y personajes y en vuestro grupo os mola interpretar el juego gana muchos enteros. Así pues, tenemos cuatro facciones para elegir, aleatoriamente o al gusto de cada uno, con sus respectivos personajes para hasta ocho jugadores:

  • Heisenberg con Walter White y Jesse Pinkman.

    Imagen de los tableros de personaje y reverso de sus cartas.

    Tableros de personaje y reverso de sus cartas.

  • Los Pollos Hermanos con Gus Fring y Mike Ehrmantraut.
  • Cártel de Juarez con Tuco Salamanca y los primos Leonel y Marco Salamanca.
  • La DEA con Hank Schrader y su compañero Steve Gomez, esta facción siempre tiene que estar en juego.

 

Debe haber siempre mínimo tres facciones en juego y, si son cuatro jugadores podría haber dos jugadores aliados en una facción o todos separados, cada uno con un personaje de facciones diferentes. Cada personaje tiene unas habilidades, capacidades especiales, número de vidas y cristales y cartas iniciales, además de su propio tablero de jugador.

Los objetivos varían si eres una facción criminal o eres la DEA, los criminales tendrán que eliminar a sus rivales o amasar tanta fortuna vendiendo metanfetamina como indique el tablero de la facción, dependiendo del número de personajes de dicha facción, o lo que es lo mismo, 12 cristales azules con un personaje o 18 con dos personajes. En cambio la DEA puede ganar eliminando o arrestando a todos los criminales, o incautando todos los laboratorios que hay en juego.

Pero vamos al juego en sí. Es un juego de cartas pero no es de creación de mazo, nuestro mazo ya viene generado, cada facción tiene sus cartas con unas habilidades o características para ir jugando cuando le toque. En tu turno tendrás dos acciones que pueden ser “robar una carta” o “jugar una carta” o “usar una capacidad especial” que cueste una acción, puedes repetir la acción, además los criminales tendrán más acciones disponibles que comentaré más adelante. A continuación si se puede y se quiere se podrán gastar o 2 cristales azules del alijo personal o perder 1 herida o descartar 2 cartas de la mano para tener una acción extra, que es cualquiera de las anteriores (las de los criminales también se pueden hacer). Tras estas acciones acaba tu turno y solo podrás quedarte con seis cartas en la mano.

Foto de los componentes del juego

Los componentes del juego con sus cristales, muy temáticos.

Las facciones criminales tienen disponibles entre sus dos acciones “ocupar un laboratorio”, “producir cielo azul”, “retirar un químico” o “vender cielo azul”. Ocuparemos nuestros laboratorios para producir cielo azul que irá a nuestro alijo personal, el cual indicará nuestro nivel de peligro personal (cada cristal será un nivel), que luego deberemos venderlo e irá a parar a nuestro marcador de facción.

La mecánica del juego está en las cartas, obviamente, entre las cuales los criminales tendrán a los químicos los cuales podrán asignar a sus laboratorios para comenzar a producir droga. También tendremos cartas de interacción para tirotear a los rivales, robarles o regalarles droga, recuperar vida, de interrupción de turno o del gran Saul Goodman para librarnos de lo que haga falta (o casi). En el caso de la DEA tendremos cartas de redada, seguimiento, patrullas o detención, además de cartas de equipo, de tiroteo y otras. Hay cartas que solo se pueden jugar según tu nivel de peligro o según el nivel de búsqueda del criminal.

No obstante aunque la mecánica está en las cartas, la chicha del juego está en la interacción ya que están permitidas las alianzas, tanto de palabra como con mecánica del juego. Por ejemplo, podemos llegar a un acuerdo para ceder un químico a un laboratorio rival para beneficiarse ambas facciones (como cuando Walter trabajaba en el laboratorio de Gus), así cada vez que produzcamos droga ambos recibimos mercancía, o alianzas de palabra por ejemplo para eliminar a un rival o para prometer atacar a otro a cambio de que te curen o te regalen droga.

Por supuesto el juego, al igual que en la serie, te incita a cometer lo que tanto nos gusta en La Redacción que no es otra cosa que “La Juja”, romper una alianza cuando te apetezca, cargarte a tu aliado en un tiroteo sin piedad o retirarle a tu químico de su laboratorio tras haberte beneficiado de la alianza. Y por supuesto aquí tiene que jugar con gran inteligencia la facción de la DEA ya que como se pase atacando a todas las facciones criminales éstas acabarán aliándose para reventar a “esos malditos polis“. Como en el Bang! el que juega con la DEA tiene que ir haciendo acopio de cartas, dejando que se maten los criminales entre ellos, interviniendo poco o haciendo una alianza para eliminar a la banda “que te está jodiendo“.

Una foto de una partida en directo.

Breaking Bad en juego (foto sacada de la BGG ya que se me rompió la cámara y no pude hacer fotos “en directo”).

Conclusión

Breaking Bad es un juego muy temático y eso puede ser un hándicap para desconocedores de la serie pero también es su fuerte para los fans. Es un juego fácil en cuanto a mecánica, por lo tanto accesible a esos fans de la serie que no sean muy jugones, pero gracias a las alianzas y la interacción es divertido para cualquier jugón que le guste dicha interacción.

Personalmente creo que funciona mejor con grupos grandes, cinco o seis jugadores mínimo, para favorecer las alianzas y las jujas. Creo que jugar con la DEA es más complicado que jugar con los criminales, tienes menos acciones y si no te llegan las cartas adecuadas o los criminales no suben su nivel de búsqueda es difícil combatir. El factor eliminación también hay que tenerlo en cuenta ya que un jugador puede quedar eliminado demasiado pronto y pasarse un buen rato mirando. En una partida que echamos el agente de la DEA se pasó de listo repartiendo muy pronto a todos los criminales y nos aliamos para eliminarle en una ronda, no le volvió a llegar el turno con vida a ese miserable poli.

CHeMiCaL, el Cavernícola
Sígueme

CHeMiCaL, el Cavernícola

Entré en una caverna y viajé en el tiempo. Viviendo en varias eras como un friki.
CHeMiCaL, el Cavernícola
Sígueme

Etiquetas: , , , , ,

Una Respuesta “[Reseña] Breaking Bad, el juego de mesa”

  1. 12/07/2018 en 3:44 pm

    Pues tiene buena pinta, aunque tendría que ser material para findes rurales por lo del número de jugadores. Me lo apunto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About CHeMiCaL, el Cavernícola

Entré en una caverna y viajé en el tiempo. Viviendo en varias eras como un friki.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies