Ir a…

09/05/2021

[Reseña] ‘Japanamérica’ : Cuando el anime conquistó a los EEUU


En la reseña de hoy vamos a hablar sobre un libro muy especial. Un relato que nos va a contar cómo se puede conquistar culturalmente un país “a lo Sid Meiers Civilization”. Sí, hablamos de cómo Japón se tomó la revancha y ahora todo estadounidense tiene un pequeño japonés dentro de sus corazones.

Roland Kelts, autor de Japanamérica, es además editor, periodista y académico con madre japonesa  y padre estadounidense, estando afincado en Tokio (para más inri) y especializado en cultura y literatura japonesa. Básicamente, un referente para cualquier iniciado y no tan iniciado del mundo japonés que quiera dedicarse mínimamnete a la cultura nipona desde el mundo occidental.

Japanamérica nos guía a partir de nueve episodios sobre el mundo del anime y cultura pop japonesa. Donde Kelts nos relata sus experiencias entre dos países tan grandes e importantes como Japón y EE UU. Para poder tener un punto de partida, Kelts nos relata el contraste inicial y el “trauma” sufrido por la población nipona después de la II Guerra Mundial. Donde los estadounidenses invadieron sistemáticamente Japón no sólo militarmente, si no con su cultura y forma de pensar. Así, el japonés de la postguerra, da un cambio radical en sus pensamientos y formas de afrontar la vida, y tiene un pensamiento más apocalíptico y crítico con el medio que le rodea.

Japanamérica, nos inicia en esta historia con un comienzo amenazador de dos países muy diferentes y distantes y cómo estos van acercando posturas y tienen una relación cada vez más simbiótica entre ellos. Donde EEUU empieza siendo el imperio predominante y termina absorbiendo y mutando a la cultura japonesa. En esta obra, el autor analiza por todas las ramas cómo se van cambiando las tornas y cómo las ideas revolucionarias japonesas van entrando en el país americano para hacer oposición al estilo de dibujo estadounidense.

Hay que tener en cuenta que esta obra es del año 2007, por lo que muchas cosas finalmente han cambiado, dando ideas que hoy en día pudieran ser no del todo exactas o correctas. Eso sí, la idea central y las conclusiones a las que llega Roland Kelts no están finalmente tan desencaminadas. El autor, a pesar de que haya pasado casi quince años desde su análisis, demuestra que aunque algo quede fuera de lugar, muchas de las ideas y conceptos permanecen siempre anclados en el tiempo.

Para hoy en día, Japanamérica no se podría considerar una obra referente para la relación actual entre estos dos países, pero sí que podemos utilizar la obra para aprender y comparar otros aspectos en otros lugares similares y cómo dos culturas pueden llegar a chocar de esta manera y crear algo tan magnífico como lo que tenemos hoy en día, donde se crean una y otra vez obras cada vez más bellas gracias al intercambio de ideas acontecidas en el pasado.

Como podéis haberos imaginado tras esta síntesis de Japanamérica, este libro es algo denso en cuestión de ideas y contenidos. Recomiendo leerlo poco a poco y saborear los distintos capítulos de la obra como historias o documentales separados. Pues en cada uno, se habla sobre una parte distinta de la cultura japonesa-estadounidense, y remarca distintos tiempos entre los años 60, 70, 80 y 90. A pesar de su dificultad en ideas, el libro es muy, pero que muy ameno. Ya que disecciona muchos de los animes con que nos hemos criado muchos de nosotros. Recordándonos momentos de nuestra niñez donde el libro nos explica el por qué del momento del anime que estabamos viendo en ese momento. Tal vez en España no sea igual que en EEUU, ya que en Europa el mundo japonés llegó con retraso con respecto al continente norteamericano, igual que en latinoamérica podría decirse.  Pero aún así, el libro se puede extrapolar perfectamente a nuestro entorno contemporáneo y así disfrutar de todos y cada uno de los animes vistos en los años de nuestra niñez (y no tan niñez).

Animes tales como Gatchaman, (comando G), Atom Boys o Dragon Ball, así como Evangelion o el contemporáneo Naruto y One Piece, son muestras de por dónde el autor nos habla de la cultura y cambio de pensamiento entre la animación occidental y oriental. Cómo no, también se mete de lleno en el mundo más profesional de películas animadas, como El viaje de Chihiro y otras películas del estudio de Ghibli. Grandes obras mestras que podemos revisualizar de otra manera gracias a un libro como este.

Desde luego, un libro que se deja paladear tranquilamente y que nos hará pensar y recordar animes que vimos hace mucho tiempo con otra perspectiva.

Ofcastle

Por favor, valora el artículo

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad es importante para nosotros.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio).
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  El Cornetín de Gondor.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad