Ir a…
Japan Weekend Madrid 2020

Feed RSS Feed RSS Comentarios Ivoox iTunes Spotify Facebook Instagram Twitter YouTube

18/02/2020

[Reseña] Gizeh!: Sal de la pirámide, ¡si puedes!


La editorial GDM nos presenta en Gizeh! una original vuelta de tuerca a los juegos de memoria con un toque Push your luck. Aquellos en los que tienes que memorizar tus cartas para ir superando las distintas pruebas.

De 2 hasta 4 exploradores podrán aventurarse en los misterios de la pirámide de Gizeh. En sus manos (o cartas) estará salir ricos y famosos de allí, o perecer en el olvido. La dificultad de este juego radica en el número de jugadores que participan. Cuantos más jugadores jueguen, más difícil será cumplir los retos, pues más probabilidades hay de que alguien falle.

El juego trae tres tipos de mazos de cartas: un mazo de colores para cada jugador, un mazo de exploración de la pirámide, y el mazo de la momia.

¿Cómo se juega?

Cada jugador elegirá un explorador y recibirá las 4 cartas de su color. En cada una de estas 4 cartas vendrán indicadas 3 figuras diferentes, un escarabajo (que podrá ser de color rojo, verde, amarillo o azul), papiros (de 0 a 3 unidades) y un sol o una luna (ambos bocarriba o bocabajo).

Los jugadores deben intentar memorizar sus 4 cartas y los símbolos que hay en ellas. A continuación, les darán la vuelta, y jugarán con ellas bocabajo. A un lado tendremos el mazo de la pirámide. Cada turno sacaremos una carta de exploración, que nos ofrece un reto a superar. Entre todos los jugadores participantes, tendrán que sacar los símbolos que la carta de exploración nos dice.

Explorar la pirámide de Gizeh

A la cuenta de tres, los exploradores darán la vuelta a una de sus cuatro cartas. Si hemos fallado, los exploradores tendrán tres segundos para memorizar la carta y darle la vuelta. A continuación, como penalización por haber fallado, debes mover la carta usada a la derecha del todo. Esto le añade dificultad al juego.

Al haber fallado, la momia que habita Gizeh, avanzará hacia nosotros. La hemos cabreado, hemos entrado en su casa ¡a robar tesoros! y eso no le gusta nada… Mueve las cartas del mazo de la momia para ir mostrando la cuenta atrás. Si llegas al final, pierdes la partida.

Debes superar la prueba para poder avanzar o retroceder en la pirámide. Hasta que no lo logres, debes seguir jugando para intentar superar el reto o quedar atrapado para siempre. Por cada nuevo fallo que acumules, la momia seguirá acercándose.

En caso de que superemos la prueba, esto es, los exploradores con sus cartas han sacado todos los símbolos que requiere la carta, podrán avanzar a la siguiente carta (si quieren) o decidir huir de la pirámide de Gizeh. Además, al superar la prueba, la momia retrocederá hacia atrás, pues nos alejamos de ella.

La hora de la verdad

En este juego ganan todos o pierden todos, por eso es importante coordinarse bien para superar las pruebas.

Cada carta de exploración tiene un símbolo de tesoro. Cuando reunamos tres símbolos de tesoro iguales, habremos obtenido ese tesoro. Es entonces cuando los jugadores pueden decidir huir de la pirámide.

Para huir de la pirámide, los exploradores ya no sacarán nuevas cartas, sino que deben volver a superar todos los retos por los que han ido pasando, deshaciendo el camino andado. Los éxitos les acercarán a la salida, los fracasos a la momia.

Si los exploradores salen de la pirámide sin ningún tesoro, la expedición habrá sido un fiasco. Si salen con al menos un tesoro, es un éxito modesto. Salir con 2 tesoros es un éxito parcial. Mientras que salir con 3 tesoros de la pirámide nos hará más conocidos que Indiana Jones.

Si queréis ver un tutorial de ¿cómo se juega?, podéis ver el que hizo nuestra compañera Juls para Bebé a Mordor:

Conclusión

Gizeh! es un juego perfecto para trabajar la memoria y que se adapta a todo tipo de públicos, jugadores y edades. De ahí su gran versatilidad en cualquier colección de juegos de mesa. Es un juego de reglas sencillas, pero complicado de superar.

Que las cartas bocabajo se muevan al fallar un reto, dificulta superar las pruebas, pues tras varios fiascos seguidos, es difícil recordar donde estaba cada símbolo, haciendo que los jugadores entren en pánico.

Jugar a dos jugadores es lo más sencillo, pues el riesgo a fallar o acertar está más equilibrado. Sabes perfectamente qué va a jugar el otro jugador y tú puedes sacar la carta que complemente su jugada. A más jugadores mayor dificultad.

 

 

Por favor, valora el artículo

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad es importante para nosotros.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio) .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios El Cornetín de Gondor.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.