[Reseña] Loki, una serie sobre la responsabilidad 5/5 (2)

El arranque de la 4º fase del MCU dio el pistoletazo de salida a una multitud de series de superhéroes. La mayoría han cosechado un éxito variable, que depende de un público objetivo al que esta dirigido y que no siempre ha respondido como se esperaba.

Loki es una serie distinta al resto de series del MCU, y esta entre aquellas que la gente asimila como “raras”. Lo cierto es que Marvel Studios ha creado una serie con un interesante contenido filosófico, pero disfrazado con “capas y mallas”.

La historia de Loki

En los viajes en el tiempo hay una máxima: “Trastear con el tiempo siempre es un follón, ya que siempre lleva paradojas que no pueden resolverse.”

Temporada 1

En Avengers: End Game, el Capitán América e Iron Man crean una divergencia sobre el “canon” del MCU. El Teseracto cae en manos de Loki (Tom Hilddeston), que lo usa para escapar, algo que nunca debió ocurrir.

Por ello, es arrestado por la Agencia de Variación Temporal (AVT), una agencia burocrática encargada de que la línea temporal se mantenga estable. Este Loki es catalogado como una variante – la persona que desencadena la variación temporal – y como tal debería ser eliminado. Pero el agente Moebius (Owen Wilson) intercede por él. Necesitan un Loki para dar caza al Loki más peligroso, una variante conocida como Sylvie (Sophia Di Martino)

Sylvie es una variante femenina de Loki, cuya línea temporal la AVT borro en su infancia. Al llevarla a las instalaciones de la AVT, Sylvie escapa, ocultándose en los lugares del tiempo más inverosímiles posible. Desde entonces ha estado buscando el modo de destruir a los Guardianes del Tiempo y con ellos a toda la AVT por haberle robado su vida.

Finalmente, Loki se une a la búsqueda de Sylvie. Ambos descubren que toda la AVT es una mentira. Detrás de los Guardianes del Tiempo se esconde “El que permanece” o Kang (Jonathan Majors). Cuando Sylvie y Loki completan su venganza, liberando la Línea temporal y con ella el libre albedrio.

Sylvie y Loki unen fuerzas para obtner respuestas de "El que permanece"
Sylvie y Loki unen fuerzas para obtener respuestas de “El que permanece”

Temporada 2

Tras sacar a “El que permanece” de la ecuación, Loki comienza a sufrir los efectos de que nadie este al cargo del tiempo. Se desplaza sin control por toda la línea temporal en la que él ha existido. Mientras tanto la AVT se enfrenta a dos peligros inminentes. El primero la falta de liderazgo dentro de ella, que esta a punto de provocar una guerra civil. El segundo, el fin de toda la existencia por un fallo critico en el Telar del Tiempo – un dispositivo que mantiene las distintas líneas temporales unidas en una sola.

Loki debe lidiar con ambos problemas, ya que la AVT es la única capaz de asegurar que las distintas ramas temporales sigan existiendo. Pero la solución se torna imposible. Pues para que el la AVT exista es necesario que el telar teja una sola realidad, eliminando todas las demás ramas y con ella el libre albedrio, pero si deja que el telar se destruya, en este proceso todas las líneas temporales morirán con él.

Es en este momento cuando Loki hace algo inverosímil.

Loki y sus compañeros en la sala de Telar del Tiempo

La Filosofía en Loki

Sin duda Loki es una de las series mejor planteadas de universo Marvel y que mejor recoge el espíritu de alguno de los mejores cómics, el de plantearnos temas con cierta profundidad, con “mallas y capas”. Loki representa uno de los debates más interesantes en filosofía: “Libre albedrio vs Determinismo” o lo que es lo mismo La Responsabilidad.

El Libre Albedrío – múltiples líneas temporales – es la creencia según la cual las personas tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones, siendo responsables de sus actos. En oposición se encuentra el Determinismo – una única línea temporal -, según el cual todos los eventos son resultados inevitables de causas previas. Ambas corrientes de pensamiento han estado enfrentadas durante mucho tiempo, asegurando con sus argumentos que la otra estaba equivocada.

Así por ejemplo los partidarios del Libre Albedrio aseguran que el Determinismo es un subproducto de su corriente filosófica, ya que no somos capaces de ver el resultado de nuestras acciones sino es a posteriori. En contra los deterministas esgrimen que el Libre Albedrio es una falacia – argumento que parece valido, pero no lo es – ya que no existe ni puede existir mientras estemos sometidos designios de la naturaleza y sus leyes.

Loki en una de las imágenes mas icónicas de la primera temporada

Aplicación en la serie

“El que permanece” representaría al Determinismo, asegurando que solo existe una línea de sucesos correcta. Esto deja la existencia y la responsabilidad en manos de una sola persona, pero  obliga a “podar” el resto de líneas temporales y dentro de ella a sus habitantes. Sylvie, en cambio, toma el papel del Libre Albedrío y una vez eliminado al responsable del mantener la Línea Temporal, nos convertimos de seres libres, haciéndonos responsables de todos los efectos que tengan nuestras acciones y decisiones, aunque eso implique el fin de la existencia. Ambos puntos son perfectamente visibles en la serie

Loki y el resto de personajes suponen los distintos intentos y corrientes filosóficas que han intentado aunar ambos términos. Desde corrientes filosóficas como el Compatibilismo o las posibilidades que ofrece la Física Cuántica

Finalmente, el último capítulo de la segunda temporada de Loki nos ofrece una representación de El dilema del tranvía, pero a una escala mucho mayor. Recuerdo el dilema: “Un tranvía corre fuera de control por una vía. En su camino se hallan cinco personas atadas a la vía por un filósofo malvado. Afortunadamente, es posible accionar un botón que encaminará al tranvía por una vía diferente, por desgracia, hay otra persona atada a ésta. ¿Debería pulsarse el botón?”

En este caso Loki es el responsable de “pulsar” el botón que definirá la realidad del universo: uno seguro, donde todas las decisiones ya han sido escogidas por uno de los peores villanos de Marvel u otro donde podemos hacer gala de nuestra libertad de elección pero que acaba deshilachándose. Pero Loki escoge la tercera opción “hacer descarrilar el tranvía”, sacrificándose para que cada línea temporal – el libre albedrio – exista gracias a su única elección.

Imagen promocional de Loki 2ª temporada

Opinión Final

Loki es una serie que no te deja indiferente: o la amas o la detestas. La serie se aparta del planteamiento comercial y facilón que tienen el resto de producciones Marvel. Trata como inteligente al espectador, pidiéndole cierto esfuerzo en entender lo que cuenta en cada capítulo. Además, evitando agradar a todos los públicos por contar bien una idea.

De alguna manera Marvel Studios ha conseguido crear su propia versión de Doctor WhoM con un personaje secundario. Loki ha sido una sorpresa desde la temporada uno, sabiendo cerrar de una manera inteligente y que agrada a los fans del Dios de las Mentiras. 

 

kdelamo

Por favor, valora el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu privacidad es importante para nosotros.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a El Cornetín de Gondor que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.