[Reseña] Baños Pleamar. Una visión desde Madrid Sin valoraciones aún

“¿Cuánto hay de personal en una obra?” – Es posiblemente la pregunta más veces hecha en mesas redondas, en los paneles de las convenciones o en los encuentros con los fans. ¿Cuánto hay de personal en una obra?, es una forma fácil de comenzar una charla, de dar pie al autor. Es la pregunta más fácil de hacer y la más compleja de responder, si se quiere responder con sinceridad.

Creo que si preguntásemos a Isaac Sánchez (aka Loulogio Pi) nos respondería con una de sus viñetas: “Esta historia no está basada en hechos reales. Todo lo contrario, son recuerdos”

Sinopsis

Antes de los resorts y hoteles con acceso directo a la playa, existía otro tipo de turismo playero, los conocidos como los baños. En los 90 las costas de Badalona se encontraban contaminadas. Esto no impedía disfrutar de la playa, tomarse una “paella” y darse un baño. Este era el negocio de “los baños” asentados a lo largo de la costa. Con el tiempo se transformarían o acabarían desapareciendo.

Esta es la historia de uno de esos baños en concreto. La historia de la familia de Issac Sánchez y del que fue durante mucho tiempo el negocio familiar. Es también la historia de una época vital en la que se forja el carácter y a la que, ya mayores, volvemos a visitar en nuestros recuerdos.

No se puede revelar más sin estropear la experiencia y es que esta es una historia a la que acudir que ir sin saber casi nada.

Los recuerdos como ficción

Se me hace raro escribir una reseña sobre Baños Pleamar. Nuestro compañero Tako ya escribió esta cariñosa reseña sobre el cómic y me sorprendió al pedirme mi opinión del cómic: “¿Quiero saber cuánto de importante es el relacionarte con su historia?”

¿Puede un madrileño entender todo lo que Isaac plasma en el tomo? La verdad que, tras leer el cómic, en tiendo la pregunta. Para Tako, como badalonés y con una edad cercana a la de Isaac, lo plasmado en Baños Pleamar le toca muy cerca, siendo fácil sumergirse en la nostalgia y los recuerdos.

Y es que Baños Pleamar propone dos tipos de historia en un mismo cómic.

La primera es una visión intima por parte del autor. Funciona como una revisión consciente de su infancia, mientras rinde homenaje a su padre. Esta narración es emotiva y tierna, densa en algunos casos y dejando al lector con más preguntas que las que responde el autor.

La segunda es una revision de los 90s y la vida en las playas de Badalona. Una historia costumbrista en la que se mezclan la familia de Isaac, los turistas y viejos temas que en los 90s sonaban en la cabeza de los niños: el problema con los yonkis, las figuras de He-Man, la adicción a los teléfonos de videntes o los comics. Era muy distinto ser friki en esa época. Es en esta lectura en la que todo los que somos de la generación X nos sentimos identificados.

Opinión

Baños Pleamar es un comic que a la mayoría de los lectores no dejara indiferente. En él se manejan magistralmente pequeñas dosis de nostalgia para los niños de la generación X, con una historia casi detectivesca, que al final te deja un sabor agridulce y alguna pregunta en la boca – que esperamos poder realizar en algún podcast.

El dibujo, ahora más personal que nunca en Issac Sánchez, es una herramienta muy poderosa que da los matices necesarios al cómic. Las miradas, los gestos, la estructura de las páginas, rematan una narración intimista y cercana. Hay veces que una viñeta sin bocadillos se dice más que páginas enteras.

Baños Pleamar funciona activando zonas de nuestra memoria que no se visitaban desde hace tiempo. Es una visión tierna desde el “recuerdo” de la infancia desde un lugar que para muchos era mágico en los 90s, “la playa”.

En mi caso el comic funciona de manera distinta a la visión de Tako. Mientras que Isaac Sánchez trabajaba en el negocio de la familia, yo posiblemente veraneara con mis padres y abuelos en Gandía. Leer el cómic me ha llevado a esos tiempos en los que los días de verano pasaban lentos, los cines de verano al aire libre, los paseos y las pipas. De todo eso hoy, no queda nada. Gandía ha cambiado mucho, nuestro pequeño apartamento paso de ser última línea de playa a tercera y de los cines al aire libre nada queda.

 

Por favor, valora el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tu privacidad es importante para nosotros.

Ver más

  • Responsable: Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a El Cornetín de Gondor que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.