[Reseña] Raveneye Sin valoraciones aún

Hay distintos matices en el último suplemento de Infinity, que hacen de él un libro excelente. Desde como ahondar en la historia de Infinity y mirar hacia delante, hasta la función de dar consistencia al resto de títulos de la franquicia.

Quizás el que más desapercibido ha pasado es que, tras uno tiempos forzosamente irregulares, volvemos a la “regularidad” con la que Corvus Belli expande y desarrolla su universo. Esto es Raveneye.

Retrocontinuidad

Antes de adentrarnos a analizar Raveneye es necesario comentar y explicar que es la retrocontinuidad. En este último suplemento de Infinity se maneja esta práctica con soltura, consiguiendo una de las mejores narraciones hasta ahora.

Retrocontinuidad es la alteración de los hechos establecidos en una obra de ficción, añadiendo nueva información, modificando o reinterpretando la ya existente. Esta práctica es muy común en obras de ficción con una prolongada historia.

La retrocontinuidad es fruto de la gran cantidad de autores que han ido trabajando en ella a lo largo de los años y al deseo de actualizar a los personajes. El uso personalista y los intentos de reinvención de personajes mediante retrocontinuidad han dado mala reputación a esta práctica; pero lo cierto es que es una herramienta increíblemente practica para detallar una historia o terminar de dar color.

Resumen

El conflicto de Raveneye sirve para presentarnos un nuevo teatro de conflicto, junto con las principales fuerzas afectadas. Entre ellas destacan las Órdenes Militares, que supone un avance en la historia; y Ariadna y su nuevo sectorial Kosmoflot, con una explicación detallada de su origen y las fuerzas que lo componen en detalle.

Raveneye, un nuevo teatro de conflicto

La aparentemente inofensiva estación de seguimiento de comunicaciones Raveneye oculta una base defensiva, que mantiene alejadas a las fuerzas del Ejercito Combinado de la región de Durgama.

Tal es la importancia de Durgama para la Inteligencia Evolucionada, que el despliegue de sus mejores agentes Shasvastii y la contundente de Fuerza de Agresión Morat no supone un coste muy elevado si se consigue su objetivo. Pero finalmente un trio de Operadores Greif pertenecientes al Triedro Sygma – Tohaa al servicio del Ejercito Combinado – son los que abrieron paso -literalmente – a la estación de defensa.

El brutal ataque inicial Morat se cebó con las tropas del puente de mando. Las tropas de Corregidor vieron como un proyectil hipercargado impactaba contra su nave nodriza, obligándola a sacrificar el Módulo Satélite. El destacamento de seguridad Nómada sacrificó su vida volando el arma y salvando así su nave madre.

En la otra batería, las fuerzas de defensa de Kosmoflot fueron avisadas a tiempo para cortar -de manera literal – la comunicación con el puente de mando. Las fuerzas Morat se lanzaron a un asalto contra la sección, solo para encontrarse una contracarga que permitió establecer la comunicación con los supervivientes de Corregidor.

Mientras tanto las Órdenes Militares tenían la misión de proteger con su vida los paquetes de datos de las comunicaciones que la estación monitorizaba. Liderados por la Orden de Santiago, las fuerzas militantes rechazaron a las fuerzas Shasvastii y el grueso de las fuerzas Morat. Sometidos a la mayor concentración de fuego de todo el asalto, no cedieron un palmo de terreno y contraatacaron siempre que les fue posible.

El asalto a Raveneye concluyó con la plataforma orbital sometida en dos terceras partes. Esta situación de impasse abre un nuevo frente de operaciones en la órbita de Concilium Prima y determinará el destino de Durgama. Y esto es solo el principio…

Las fuerzas en conflicto

El conflicto en Raveneye sirve como escenario de fondo para mostrar las cuatro fuerzas en él desplegadas. Esta presentación se hace, como ya es habitual de intercalando piezas en formato histórico – simulando informes militares o piezas de programas divulgativos – con relatos cortos, que refuerzan la historia.

Panoceania – Ordenes Militares.

Las Órdenes Militares siempre han gozado de buena fama entre los jugadores de Infinity. Ya les dedicamos un monográfico con la salida del Military Orders Action Pack que os recomendamos que leáis.

Raveneye profundiza en la fundación de las Órdenes Militares y en las principales órdenes de la Iglesia Neovaticana. Pero la parte más interesante es el asedio y la perdida de la fortaleza monasterio Strelsau en Paradiso que supone un significativo – junto con el asedio a Raveneye – avance en el trasfondo de Infinity

Ariadna – Kosmoflot

Sin lugar a dudas es Ariadna la que mejor sale retratada en Raveneye y donde el equipo de diseño ha sabido sacar el mejor partido a la retrocontinuidad.

Sirve para conectar Tag Raid con el juego de Infinity, dándonos además una nueva zona de conflicto, Khurland. También se explica en detalle el funcionamiento de la diplomacia cosaca y la lucha por las concesiones de prospección de teseum. Por último, la descripción de los conflictos de “baja intensidad” en esta zona ofrecen un nuevo escenario de frontera donde librar las escaramuzas de Infinity.

En la presentación de Kosmoflot se hacía hincapié en su labor de como guardianes de Ariadna en el vacío del espacio. Una fuerza, que, sin contar con los avanzados medios de sus competidores, ha sabido ser muy efectiva labores de patrullaje y defensa puntual en combate cerrado. Aún así, esta presentación creaba más preguntas, que Raveneye ha sabido responder sobramente.

Nómadas – Corregidor

El caso de Corregidor en Raveneye es otro ejemplo de buen trabajo con la retrocontinuidad. Ya profundizamos en su historia en la reseña que dedicamos a la los Nómadas, pero en su descripción faltaba conocer el detalle de Corregidor. Faltaban por responder ciertas preguntas: ¿Cómo está dividida Corregidor? ¿Cómo funcionan las fuerzas militares de Corregidor? ¿Cómo es el día a día en esa nave?

Responder estas preguntas es la función que tiene Raveneye con Corregidor. Nos muestra la descarnada vida en el vacío del espacio, describe las distintas secciones de la nave nodriza y la importancia de la pérdida del Módulo Satélite durante el asalto a Raveneye.

Ejercito Combinado – Fuerzas de Agresión Morat

El Ejercito Combinado es sin lugar a duda la némesis de Infinity. Si bien sus motivos y ambiciones son bien conocidos, algo menos conocidos son los motivos que mueven a razas enteras a entregarse a ella.

La Inteligencia Evolucionada supo ofrecer a los Morat un universo completo que conquistar. Ésta raza agresiva, violenta y con un marcado carácter militarista se convirtió en una plaga y una amenaza constante para la Esfera Humana.

Los Morat son soldados profesionales, obedecen la cadena de mando y luchan siguiendo las órdenes recibidas, hasta el amargo final. Como en el caso de Corregidor, Raveneye ha servido para profundizar en el trasfondo Morat. Nos ha servido para entender como su propia naturaleza les acercó al borde de la extinción – de manera muy distinta a la de sus aliados Shasvastii – y como la trasformación de toda una raza en soldados profesionales les salvo de su autoaniquilación.

Opinión

Raveneye es hasta ahora el mejor suplemento de Infinity que he leído. Si bien la estructura e información de cada uno de los sectoriales varía y marca un tono propio, el libro supone un trabajo narrativo en su conjunto excelente. Tal es el caso que lo creo aconsejable incluso como suplemento del juego rol para conocer y ampliar su trasfondo.

Si es necesario recalcar que requiere de algunos conocimientos de universo de Infinity para captar bien todo lo que se narra. Por suerte nosotros os hemos ido presentando el universo de Infinity.

Quiero destacar la sensación de conexión entre eventos con la que se narra todo lo sucedido. No parecen batallas aisladas, que, si bien pueden estar contadas magistralmente, su aporte al lore es mínimo. Todo lo contrario. Los sucesos de Raveneye son originados por sucesos antes contados y que su resultado final generará nuevos eventos en el universo de Infinity. En definitiva, un gran trabajo de narración.

 

Últimas entradas de kdelamo (ver todo)

Por favor, valora el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tu privacidad es importante para nosotros.

Ver más

  • Responsable: Miguel Ciordia González (como persona que consta como propietario del dominio).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a El Cornetín de Gondor que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.